Cómo podemos progresar como país?

Written By: admin - Aug• 20•12

Autor: Rigoberto Vargas

Todos esperamos y queremos un progreso conjunto como país y como personas  pero el problema es, ¿cómo lo hacemos para lograrlo? Si fuera fácil, todo el mundo sería rico, sin embargo, la realidad es que la mayor parte de países y personas no son ricos, ni siquiera muy “desarrollados”.

No importa la cantidad de recursos naturales que un país tenga, la evidencia indica que no es en esos recursos que radica la “creación de riqueza”. Según mi humilde opinión es el sistema inoperante el que nos tiene en donde estamos, donde solo se benefician a un selecto grupo de familias, que sin la misericordia de Dios en sus corazones, y sin importar en pararse encima del pueblo, solo les importa el beneficio propio.

Si queremos progresar, lo que debemos hacer es precisamente cambiar el sistema. Un sistema que por mas de treinta y tanto de años nos ha venido consumiendo como nación, que la visión de aquellos pioneros que construyeron juntos un país, infraestructuras, puentes, escuelas, servicios, instituciones dignas, eficiencia, solidaridad, pero perdimos el norte como país. al dejar que nos guiaran los no tan indicados para hacerlo.  No nos queda otra. No podemos esperar resultados distintos haciendo exactamente lo mismo que hemos hecho siempre.

No podemos esperar a que llegue la persona con todos los atributos y ninguno de los defectos que nos sacará a todos de la pobreza y catapultará nuestro país a las alturas del desarrollo. No podemos esperar la varita mágica que convertirá nuestros harapos en traje de fiesta. No. No viene por ahí la solución.

Si nos quedamos esperando que alguien venga y nos rescate, esperaremos sentados hasta el día del juicio. Solamente nosotros podemos sacarnos del fondo del subdesarrollo a nosotros mismos. Pero para que eso sea posible, necesitamos cambiar el sistema en el que nos desenvolvemos.

Necesitamos quitar los impedimentos que nosotros mismos nos hemos impuesto. Necesitamos liberar las fuerzas creativas que se esconden en lo profundo del corazón de muchos millones de costarricenses, esperando la oportunidad de salir a la luz y avanzar.

Y no es cambiar el sistema, por la fuerza, con la violencia, no es esa la forma para nada, eso nos atrasaría y nos consumiría como nación. Es con la misericordia y el amor por el prójimo, bien lo dice el mandamiento ama a tu prójimo como a ti mismo, y es que aquí hay mucha revelación, cuando amamos a nuestro prójimo nos estamos amando nosotros, cuando le damos su estima y dignidad al prójimo, acaso no la obtenemos nosotros? Vivimos en una sociedad que queramos o no esta basada en una simbiosis, nos necesitamos el uno al otro y nadie, absolutamente nadie es una isla sola, todos dependemos el uno del otro.

Estamos convencidos que el sistema se puede cambiar de una manera pacífica, a través de la persuasión y del involucramiento de muchísimos costarricenses en este cambio, que llamo yo amor para el prójimo, justicia social, .sembrando para cosechar, y que es una ley natural. A manera de ejemplo, el funcionario municipal que otorga el permiso de construcción, acaso no sabe que si lo atrasa, la persona que lo solicita no puede contratar a nadie, y por ende no puede beneficiar a familias con trabajo, y no puede comprar materiales, y por ende no puede activar la economia, y no entiende este funcionario que cuando el pida el aumento no se puede, porque no se han pagado permisos, mas impuestos y no hay dinero en la economía, estando asi las cosas, mis actuaciones influyen en nuestra misma economia, en la medida que hagamos nuestro trabajo con excelencia, tendremos excelencia y entonces, si solo entonces podremos progresar.

Y es por eso que un grupo de ciudadanos  hemos y estamos dedicando tiempo, esfuerzo, recursos y todas nuestras capacidades para generar un proyecto capaz de hacer eso: cambiar el sistema, cambiar nuestras prioridades y conciencia.

El mecanismo para hacerlo es a través de una reforma en la conciencia del ciudadano, de llenarnos  de principios por medio de la cual se pretende que en nuestro país se establezcan normas generales y abstractas de conducta justa.

La propuesta ya está hecha y ahora queda el largo (o tal vez corto) camino por recorrer para convencer a una buena parte de la población de la necesidad de cambiar para bien, para adelantarnos, para avanzar. Pero juntos es la solución.

Si usted cree que necesitamos ese cambio, lo invito a unirse al cambio propuesto en el

PARTIDO AVANCE NACIONAL  Yo considero que los cambios de actitud propuestos y dejar esta cultura que nos esta matando como nacion, el de ser espectadores, la actitud de “me importa a mi” si no es conmigo, este cambio nos permitirán, en el largo plazo, o quizas en un mediano plazo desarrollarnos. Si usted también se llega a convencer, lo invito a que apoye nuestra propuesta.

 

 

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply